viernes, 25 de marzo de 2011

LA PRINCESA Y EL GUISANTE

Toca hablar de cuentos. El de hoy no es ni más ni menos que La Princesa y el Guisante, cuento de origen danes (es de Andersen, y para variar tiene un final feliz) que si he de ser sincera hasta hace bien poco no conocía y que me ha atrapado fundamentalmente por la estética que transmite y las mil posibilidades de objetos diversos que pueden crearse con un poco de imaginación basándose en él.
El argumento es el siguiente:Todo comienza en un reino con un príncipe heredero soltero y necesitado de una princesa con la que casarse.

La reina presenta al hijo varias candidatas y a todas las somete a una prueba para comprobar si realmente son de sangre real. Asi  las invita a dormir en una cama con varios colchones (algunas publicaciones dan un número de 20) bajo los cuales ha colocado un guisante. Sólo aquellas que notan la hortaliza bajo los mullidos colchones son realmente aptas para su hijo.
No es necesario decir que ninguna lo logra hasta que una noche aparece la única superviviente de un naufragio (algo muy común en un pueblo marinero como el danés) que llega al castillo empapada, agotada y tiritando. Siguiendo la tradición hospitalaria de los castillos, la muchacha es aceptada y atendida.
Después de cenar la madre manda preparar una habitación con la misma prueba del guisante (a ver si cuela).
A la mañana siguiente la muchacha aparece con grandes ojeras y fatigada. La reina le pregunta por la cama y ella responde que tenía algo que no la dejaba dormir y que probablemente le ha llenado la espalda de cardenales, demostrando así ser la esposa idónea para su hijo.
La interpretación que se ofrece del cuento es un poco demasiado para mi gusto y para la comprensión de una mente infantil:  La persona elegida para ser futura reina era una mujer lo bastante valiente para sobreponerse al viento y al naufragio, lo bastante fuerte como para imponerse al mar Báltico, con la bastante sangre real para no dejar de notar el guisante y lo bastante educada para no quejarse hasta ser preguntada......
Qué os parece la "moraleja"??? y la imagen de la interpretación de Carolina Herrera?



9 comentarios:

  1. Dina, es un cuento de princesas... a mi me encantaba, y la imagende Carolina, no la había visto y me gusta.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  2. CH no me gusta pero..

    a mí es que el cuento me parece muy soso.. en la colección de Andersen que tiene Daniela es que se acaba y es como.. "pero no hay más?" se va a cama y no puede dormir porque hay un guisante, ya.

    lo que sí me gusta es cómo mucha gente lo adaptó y hace cosas preciosas basándose en este cuento..

    besos

    ResponderEliminar
  3. Yo es que soy muy delicada... yo notaría el guisante y hasta una miga de pan bajo el colchon (ojo, no encima). Y si hay una mosca volando en la habitacion de al lado, tambien la oigo. Tengo un sueño muy ligero. Adema,s soy tan insoportable que me habria negado a dormir con un guisante molestandome en la rabadilla, hombre ya!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Dina!!

    Siempre me ha encantado este cuento y su moraleja, ademas suele ir acompañado de ilustraciones preciosas!!

    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo creo que habría que hacerle pasar la prueba a más de una, que en estos tiempos cualquiera se cree princesa.
    Anoche cené guisantes.

    ResponderEliminar
  6. Pues si lo conozco...no lo recuerdo :(

    Feliz fin de semana¡!

    ResponderEliminar
  7. Conocía que existía el cuento pero no de que iba, como casi todos los cuentos es bastante surrealista la verdad, notar un guisante una chica que ha sobrevivido a un naufragio jeje, pero bueno, la moraleja esta bien. Yo conocía el libro por el hotel que hay en el sur de españa al que dediqué un post :)

    ResponderEliminar
  8. no tenía ni idea que existiera tantas interpretaciones de este cuento!!! aparte de la moraleja, es un cuento muy bonito :)
    feliz domingo :) bss

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Qué gracia!!
    Yo ridiculicé a esta princesita en un post reciente llamandola blandurria y quejica pero no sabía que habia sufrido un naufragio.
    Le pido perdón porque naufragar es una experiencía chunga pero sigo pensando que este cuento a los niños solo les transmite que la gente de sangre azul o de un determinado estatus es mas sensible y no me gusta nada.
    Otra cosa es lo bonito que quedan las ilustraciones con tantas telas en los colchones .....
    Da mucho juego su estetica .
    Tu blog es muy chulo ,me ha encantado conocerlo!!!

    ResponderEliminar